lunes, 12 de julio de 2010

Detrás de cada logro, hay otro desafío

Pues como todo el mundo sabe, existen diversidad de lugares en el mundo:
Están el Louvre, Sixflags, La Gran Muralla China, El Sahara, el Taj Mahal, la Estatua de la Libertad, entre MUCHAS otras, pero no vine a relatar cada maravilla conocida. Lo que voy a escribir trata del orgullo venezolano y es que hay poca importancia para esta maravilla natural; muy poca gente se atreve a aventurarse y se entiende por lo riesgoso, no obstante en cuanto está repleto de agua, muchos se dan una vueltita a Salto Ángel.


Salto Ángel es una excelente lugar para sentir que estás en la cima más alta... o para sentir que es como "el paraíso", y ya que desafortunadamente es víctima de "El niño" (que consiste en el calentamiento de las aguas de América y disminución de la corriente de Humboldt) que casi siempre lo termina secando hasta quedar un hilillo de nada, no todos lo pueden ver en su total esplendor :(


Salto Ángel es una cascada encontrada en un tepuy, un tepuy es un tipo de montaña que se caracteriza por tener variada diversidad de especies endémicas, tener paredes verticales y  en la mayoría de los casos en su cima se forman ríos, plantas carnívoras muy feas y curiosamente también en la mayoría, se encuentran en Venezuela.


Suponiendo que ya es difícil escalar un árbol, reflexionemos sobre la grandeza de Salto Ángel, oye! que tú te conviertes en un super-explorador, así bien fuerte blablabla y piensas en un gran reto. Si solo llegaste a escalar cosas como el Gran Cañón, ahora tan sólo imagina estar sobre la cima de la cascada más alta del planeta, y luego piensa que donde estás ES TAN ALTO (400 metros que son varias veces el Niágara!) que el agua se va evapora al llegar al fondo...


Luego ya abajo te verás tú, sintiendo que el mundo es tuyo... pero siempre hay algo más...





Prometo que estaré en un futuro en Salto Ángel.

Todavía falta ver más allá de lo que cualquiera puede ver...