miércoles, 5 de junio de 2013

Himno al inmortal viento

He estado pensando durante mucho tiempo el iniciar una nueva entrada, sin embargo, no lo había hecho por que tenía (y tengo) muchas excusas, pero la principal es que tenía miedo. No sé por donde empezar, pero ya saldrá todo espontáneamente.

Hice otro blog con el fin de hacer el portafolio de evidencias de Contexto III, y aunque el profesor casi me causa cáncer, creo que eso salió bien. Éste semestre fue una basura en toda la extensión de la palabra. Pero no dejé de aprender muchas cosas interesantes. Con apenas 5 materias (una de ellas el recurse de cálculo, ya que sí pasé administración), me dediqué a relajarme, pensar, encontrarme a mí misma, hice muchas cosas que deseaba hacer, como ir al FLISOL, leer mucho en la sala de lectura de mi escuela, alimentarme bien, tomar en serio el inglés, entrar a todas mis clases y cumplir las tareas. También por ahora como no pasé cálculo, estoy estudiando un poco sobre esta materia, aunque creo que entre más estudio, más deficiencias encuentro en mí.

Todo este esfuerzo, lo debí haber hecho desde un comienzo, y no ahora, ni hace un año, si no hace mucho tiempo... Nunca tomé en cuenta los problemas que ya había visto venir en un inicio. 

No sé si en éste blog, había comentado que tenía algunos problemas, la cosa es que hace unos días en una mañana del lunes (cuando el profesor de Cálculo me dijo que había reprobado su materia), me explicaba el profesor que no sé que problemas tenía, pero que:


Para esta materia necesitas tener la cabeza fría, y dejar de lado los problemas. De hecho, para estudiar aquí necesitas tener la mente fuera de caos y el corazón frío. Y no solamente para esta materia, si no para cualquier cosa que hagas.


Me sentí realmente muy mal, porque este semestre como dije, me dediqué a relajarme, pensar, encontrarme a mí misma... Ésto de verdad me hizo sentir muy miserable y confundida, mi mente es un caos, me pide imposibles quizás, pero es cierto.

Al día siguiente tuve un serio problema con mi madre, yo no tengo palabras para expresar lo avergonzada que me sentí por mi comportamiento, perdí totalmente el control de mis acciones, y a pesar de lo que pudo haber pasado y pasó, no me arrepiento, supongo que soy una muy mala persona.

Con estos hechos no puedo abrir mi mente hacia el espacio matemático, mucho menos académico y creo que ya tampoco puedo abrir mi corazón hacia alguien.


Pasaron los días y me estaba sintiendo muy desesperada, a tal punto de que tuve que hablar con el hijo del otro fulano y mi padre, cosa que nunca había hecho, mucho menos en estas circunstancias. Primero hablé con el hijo del otro fulano y pude notar su frustración. Luego ambos, con padre. Hablamos y llegamos a la conclusión de que ya somos adultos, él se iba ir, el hijo del otro fulano y yo estaríamos completamente solos.

Y así fue cuando en plena lluvia nos dejó sin esperanza.


"Bienvenido al mundo de las adultos" era lo que escuchaba cada día hace un año desde mi cumpleaños y ahora él las escuchaba, solamente pude ver como su rostro palidecía.

La mañana siguiente tenía mi taller de cálculo, guardaba en mi mochila un vestido muy bonito que ella me compró, él me había dicho que no quería que ella fuera (totalmente comprensible, ya que mi día especial se había ido a la mierda). Comprendí, yo tomaría su lugar, me cambié y salí rápido, sin embargo cuando llegué allí estaba ella siguiéndome sigilosamente. 

Después de lo que hablamos el día anterior, él se puso mal al verla, pero no dijo nada, estaba feliz, pero era efímero, él había guardado todo el rencor durante mucho tiempo y ella ya lo estaba haciendo perder el control. Pero no lo perdió. ¡Todo lo contrario! Él se portó como si nada hubiera pasado, incluso llegó a sonreír. Pero luego me confesó cuando estábamos solos que se sentía mal, que no le gustó nada.

Luego me vi a mí misma en un día como ese, aquel día que estaba esperando con ansias, ese día especial. Ellos lo habían arruinado, y ahora él me miraba y me estaba diciendo que todo estaba mal. 

Escuchando el eco de la canción, una letra tan compleja para una institución por la cual he luchado. Aquel himno que nunca aprendí.

¡Carajo!

Luego estaba en la tarde con mi novio, mirando fijamente el como vive, recibiendo sus miedos, sintiendo que estaba seguro a mi lado. Me decía que estaba conmigo siempre, que no estaba sola. Pero luego estaba el vacío, el grandioso vacío, ese en el que te das cuenta que es una mentira, que solo son palabras y ya.
Y estaba allí con mi cara de te creo, sí, siempre has estado ahí, como todos mis amigos, como todas las personas que se supone cuento. Sentí que me desmayaba y de ahí tengo vagos recuerdos de caminar en la calle y de intentar abrir la puerta de mi casa.

Creo que me desmayé porque desperté hecha un desastre, ya me quedaba poco tiempo para mi taller, así que salí sin desayunar, sin hacer tarea, sin hacer nada y cuando llego a la clase, pude ver 70 personas igual de frustradas. Pero no había sufrimiento en ellos. Otra vez la envidia se apoderaba de mi corazón.

Y finalmente ayer, él me dice que ella se va ir de nuevo "al lugar malo", como aquella vez en que me estaba gritando que todo era mi culpa.

***

Lo que sucedió, lo que me creí, lo que sentí y pude intuir, toda una vida escuchando a las personas, pero ninguna se ha atrevido a preguntarme si de verdad estoy haciendo lo que quiero, si de verdad estoy bien, si estoy segura de seguir, aunque si alguien lo hiciera, me destruiría la tristeza porque NO, no estoy bien, no quiero seguir, no estoy haciendo lo que quiero.

Esta semana será la más larga que tendré. Hace tiempo, mi padre llegaba hacer desmanes cuando estaba todo ebrio, ahora es peor, ya que tengo que cuidar de mi vida, cuidarme del diazepam oculto en la comida, de las palabras y acciones hirientes, de incluso los futuros golpes. Debo ser fuerte.

Al final lo único bueno que me queda hacer para mí misma es dejar la auto-compasión. Y empezar a trabajar sobre lo que haré en los próximos años de mi vida, donde la única familia que tenía se desintegró y no hay forma de volver a ser como antes. Ya he visto como ellos tienen de alterada su mente, queda salvarme para dejar de perturbar mi cerebro con recuerdos y cuidarlos.

Espero que en un futuro pueda ser libre, hacer lo que yo quiero, sentirme segura y completa. Así como para hacer feliz a alguien, así como sentirme bien e intentarlo de nuevo, como la canción que comprenderá el chico Anónimo.
No paso por alto estas cosas. Lo tengo mucho en cuenta y he seguido el correr de tus letras.

Mientras tanto, algo con que puedo agradecer aunque no esté en mi mejor momento:



Y para el jovencito:


Des jours et des semaines
Des mois ont passé et puis des annés
Je te cherche quand même dans ce royaume où tu m'as laissé.
Le long désert, 
Je sème pour toi ce doux poème
Je t'aime Je t'aime Je t'aime