sábado, 28 de septiembre de 2013

El primer día del resto de mi vida

El AMOR SIEMPRE termina en LÁGRIMAS

La historia es tan densa, la luna tan solo quiere gritar el cómo las estrellas te lo hacen.
Solamente necesito ver a las estrellas llorar.
Todo es tan oscuro.
“Dile que lo extraño”
Ellas no le quieren decir, porque sabían que SOLÍA el cometa volar a lado de la luna.
Pero ella no aguanta y pregunta.
Son estrellas de la noche, agrupaciones que se dejan  caer  cada que el hoyo se acerca.
Movimiento por movimiento.
La estrella les dice que le toquen.
Las estrellas la recogen al saberlo.
Pero las estrellas no lloran.
Tan solo quiere que alguien le muestre la luz.
Que él le robo
Las estrellas no lloran.
Solo escucha que se divierten a lo lejos.
Cae, cae la noche y ella no ve cada que la luz desaparece que todas están tan solas, 
pero divirtiéndose.
Solo las pequeñas estrellas han estado a su lado.
No lo entiende.
Tan solo quiere estar a su lado la enorme luna.
“Sácame de aquí”
Le susurra.
Pero callado está el cometa.
Sabe bien que quiere escuchar a las estrellas llorar, porque no quiere hablar hoy.
Está esperando oír una estrella tiritar.
                Mientras la estrella mayor entienda que las estrellas no deben tocar.
La luna entenderá que nadie debe hacerlas llorar
Cada que la luna abre a su paso las caras del amor,
 y los girasoles cierran, las cosas no salen bien.
 Así es cuando aparece el cometa.
Solo quiere ser suya.
No puedes, ya lo hiciste llorar.
Una vez que ya ha dejado todo lo que ama.
Solo déjalo ser.
Dice el resto del cielo..
¿Cada cuanto hace que no se ven?
Es todo tan confuso.
Tan solo quiere decirte que ya no existes.
Tan solo fuiste un invento de su imaginación.
Solo quiere dejarse llevar, con el cometa a su lado.
Si la verdad fuera clara,
El río volvería hasta encontrarse con la luna.
Hasta el río sabe que
LA LUNA NO ES HONESTA.
“Tan solo quiere tomarte de la mano”
Quiero que me beses
Quiero que me grites
La luna no puede dormir porque la estrella grita mucho.
La luna puede oír sus gritos en EL CENTRO.
Alabando cada palabra en sus resultados.
Pensó:
Llévame lejos.
Pero solo dijo que se quedaría y el cometa triste está...

Las estrellas lloran mucho.
Y su amor no las escucha.

La luna puede oír como rompían las rosas de las estrellas,
Segundo a segundo.
Día con día.
Año con año.

La luna escuchó cómo se acercaba su amor.
Pudo escuchar como las rocas hablaban con Dios.
Pudo saber cuántas personas odiaban a la  estrella mayor.
Y supo los secretos de los universos que contaba el cometa que pasaba a su lado.
Pero ahora están cayendo todos.
Pudo oír las estrellas llorar por fin.
Segundo a segundo.
Noche con noche.
Año con año.
Pudo escuchar sus palabras
Pudo tacharlas.
Lloran, lloran, las estrellas lloran  y la luna no las puede sacar de su núcleo.
Las oigo todo el tiempo
“Duérmete por favor”
Las estrellas no me dejan dormir
Hace tiempo que  extraño esto y tú no me dejas.
Extraño estas cosas.
Porque cada que la luna toma la cola del cometa.
Se aleja de su planeta y se entrega a la voluntad de Dios.
Se quedó sola.
Esperando su silueta.
Cada que LLORA.
Cada que HABLA CONSIGO MISMA.
Se cubre de negro.
Para la luna todo está perdido
Como la perdida que ya no se deja ver.
SOLO QUIERE VERTE EN UN MUNDO MEJOR.
Porque ya no sabe donde mover las piezas que no encajan.
TAN SOLO DIME QUE HACER.
Quiero gritar  a las constelaciones.
Nadie me dice la verdad.
Todos son malos consejeros
Todos destellan.
El mundo está lleno de destellos a sí que ya no voy a continuar.

Las estrellas gritan fuera de la casa de la luna.
Todo está tan triste.
La noche es tan oscura
Tan solo quiere volver a tu lado.
Déjame acariciarte
¿Por qué no me miras a los ojos?
“Es la luna que ya no me quiere”
La luna me engaña CON UNA ESTRELLA
ELLA ESTÁ CONMIGO PORQUE LA ESTRELLA GRITA DEMASIADO.

¿Cuántos caminos puede tomar la luna para recuperar su brillo?

“No, mi querida Luna.  La luna nunca ha tenido ni tendrá luz.
Porque fue la estrella que logró ser luna, esta carga con el pasado de miles de estrellas que lloraron, incluso la luna fue una de esas estrellas”.

El cometa ya no volverá, la luna sin su luz se desvaneció.