viernes, 25 de octubre de 2013

Frágil


No puedo parar de llorar,
he INTENTADO parar de pensar pero no funciona.
No esperas que estas cosas pasen. No puedes controlarlo.
No puedes controlar nada.
Así que estoy en esta jornada estúpida de puertas abiertas y todos son unos mocosos y unos groseros.
Y luego veo a alguien...

Yo nunca le había hablado.
Parecía no importar porque todo se puso muy divertido,
y para cuando volvimos a casa ya nos habíamos contado nuestros secretos.
Yo quería mover mi mano. Tenía tantas ganas de tocarle.
Entonces movió la suya.
Y me besó. 
Desearía haberle dicho cuan fácil es para mí enamorarme de alguien.
Le he amado desde la primera vez.
Todos estamos solos y todo lo que queremos es a alguien que... tu sabes... nos preste atención.
Y que nos diga que somos hermosas y adorables...
Y que nos diga que quiere...


Pero lo arruinaste.
No quieres a nadie que te importe