martes, 3 de diciembre de 2013

Las niñas grandes no lloran

Mi nick es La niña que llora en tus fiestas. Eso es en la Geografía. Hace ya algún tiempo que soy administradora de esa comunidad. Pero es reciente ese nombre, cada quien se puso un nick y publica en la Geografía con su firma. La diferencia es que La niña que Llora en tus Fiestas es un nombre que se me da re bien. 

Antes de que acabe el año haré algunas aclaraciones, que tal vez son invisibles a los demás que no me lean pero igual me gustaría hacer algún comentario acerca de lo que he vivido este año. Es un desahogo que he deseado desde hace meses.

Siempre he escrito un agradecimiento o algo que me motive para ir progresando. Me refiero al blog, ha sido difícil, porque siempre me pasa algo (bueno o malo). Este año no fue la excepción, sin embargo, las cosas buenas que pasaron siempre, SIEMPRE fueron opacadas por otras circunstancias.

¿Y a qué me refiero? 
Pues a que cada jodido momento que tuve de fucking felicidad, fue una..............

Sí.

Sí, una fucking farsa.

Estuve feliz. Pero fue tan efímero que no recuerdo esa felicidad. Al ver mis fotografías, me veo feliz, pero cuando regreso a ese momento en mi mente, lo único que siento es ese gran vacío que tenía por dentro. 

Esto es terrible, porque cosas que había esperado que sucedieran TODA mi vida, pasaron frente a mis ojos como un puñal de momentos breves donde estoy gritando desesperadamente en salir de ahí. Es como si por dentro estuviera destruyendo todo. Desde hace unos meses lo único que quiero es ponerme a llorar y no lo he hecho. Cuando me di cuenta del daño emocional que tenía, intenté ir con alguien que me hiciera pensar correctamente, pero esa ayuda me fue negada.

El internet está arruinando la escritura, por esa razón seguiré escribiendo (y porque me encanta), aunque siga siendo la misma llorona por dentro.

Mi agradecimiento de este año será un poco diferente, pero no perderé mi tradición. 


Por último escribiré que no me voy a dejar morir tan fácil, a pesar de que esté de mal en peor, lo que deseo es no dejarme llevar por mis pensamientos, así que seguiré igual, pero controlando mi mente (y no con adicciones).






No hay comentarios:

Publicar un comentario