viernes, 31 de octubre de 2014

Noviembre llega recordándome tus ojos


Este blog ya apestaba, de hecho se estaba haciendo oscuro, por eso lo cerré. Pero por estas fechas comencé a publicar en él y es que realmente me encantan estos días, son tan coloridos, no hace tanto frío ni tanto calor y si hay frío hay muchas frutas llenas de vitamina c.

La cosa es que había decidido cerrar esto porque ya era muy triste lo que escribía (cosa que ya no puedes ver), últimamente nada ha ido bien, pero se medio equilibró la situación. Estoy en un punto donde cualquiera que me toque puede balancear mi sentido del humor.

Logré superar la mayor parte de mis problemas.

***

Hace ya un tiempo Leire Martínez (cantante de lovg) me gritó espantosamente en el aeropuerto al recogerlos, pero bueno, he pensado y sus problemas tendrá, me imagino eso porque anteriormente ella fue la que me sacó una foto desde mi celular <qué amable>, pensé... últimamente su comportamiento ha dejado muy desconcertados a los fans... aunque siento finalmente que ella no es el problema... 

El primer acontecimiento fue de frases de lovg. Leire les llamó la atención, específicamente por la foto siguiente. No se preocupen, solo costará borrarla y una disculpa...





Su novio se debatió con algunos de los fans, ya había tenido inconvenientes antes. Pero siendo honestos, será difícil llevar una buena y privada vida de casados cuando el mundo entero cuenta con tecnología, ya nadie es privado.


Como sea, estos acontecimientos me dejaron con un trago medio extraño, ya se está volviendo muy común que se roben las fotos de los artistas y las publiquen a todo el mundo, pero a Leire ya le habían sacado fotos tipo Jennifer Lawrence y no se quejó, al menos yo no me enteré. Debe amar mucho a su nuevo novio...

En fin, dejando eso de lado, por fin conocí a Amaia Montero. Esto tampoco me pasa de largo ya que ella fue vocalista de lovg y que Leire esté machacando su reputación y se casara, y a las semanas Amaia diga que sigue teniendo contacto con los chicos... Esto es raro. Alguien que conocí ayer dijo que sería ella la voz eterna de la banda y tal vez no se equivoca.

***

El segundo reto fue la escuela, Dios... Fue un acabose cuando la cerraron, especialmente cuando estaba en las afueras de Zacatenco. Cuando UPIICSA comenzó a arder yo no estaba, pero sabía lo que estaba ocurriendo, es por eso que no apoyé el movimiento.


Los días siguientes fueron muy pesados, había que informarse, estar de aquí para allá preguntando, pero me harté. Me harté de ver porros en la escuela, el hedor era horrible y la escuela ya no era escuela. Fui durante varios días, escuché como callaban a los que estaban en contra de su movimiento, miré las caras de esperanza de algunos y lamenté lo que ocurría. 

No se dieron cuenta de que esto nos iba a afectar más que beneficiar. Primero el reglamento, luego la directora, luego una autonomía inexistente y finalmente un pliego echo por desconocidos. Me siento mal al hablar mal de ellos, porque algunos son (o fueron) amigos míos. Sé que la mayoría está apoyando porque tienen miedo (confuso porque entendí luego que le llaman esperanza), miedo a la realidad, miedo al cambio que les impone el gobierno, miedo a lo que viene, pero hay que aceptarlo, las cosas ya no se pueden resolver de esta forma. Las nuevas generaciones ya no son aptas para aquello por lo que quieren recuperar, eso es imperativo, pero hacerles entender eso es difícil y complejo, es por eso que me di por muerta en ese aspecto, no puedo pelear con ellos pero sí por ellos.

¿Por qué?






Llegué a esa conclusión no en ese momento, sino hace muchos meses, cuando a penas esto iniciaba, las reformas nos estaban jodiendo, pero nadie sabía que lo que significaban. Apenas pasó un bimestre para los de secundaria cuando una maestra muy querida me enseñó los exámenes de sus alumnos, se supone que este examen era especial porque era a nivel estado, suponiendo que la secundaria donde enseña es de las mejores del municipio. Mi sorpresa fue extrema al ver los resultados. Ninguno merecía ni una sola palomita, y si tenían la suerte de contestar bien su ortografía era ridícula. En mis años de secundaria sabíamos muchas cosas, aunque yo específicamente me esmeraba un poco más pero solo porque así soy. Fue en la vocacional cuando me di cuenta de que mi nivel era bajísimo en cualquier materia.

Suponiendo esto, no soy la mejor estudiante, mi novio viene de la misma secundaria que yo y me la mata en muchos aspectos (pero claro, hizo sus sacrificios para serlo), algunos que iban conmigo tuvimos éxito y superamos la mediocridad de esto, pero ahora es diferente. 

Hace un par de días me encontraba con una pequeña, me la pasé dibujando con ella, le hacía preguntas y me las respondía (cosa rara porque debería de ser al revés). Al principio ella me contó que no le gustaba la música de Justin Bieber (pronunciándolo a la perfección), pero sí la de Katy Perry, también sabía acerca de los virus informáticos (contó la historia de como se le aparecían las alertas y tuvo que llamar al técnico) y otras cosas no del todo mundanas. Pero hubo algo que me dejó casi helada, al preguntarle su edad (5 años), me imaginé muchas cosas porque a esa edad yo estaba en la primaria, sabía leer y escribir era prioridad, así que le pregunté si me podía pasar el color rojo. Ella miró los colores y no supo cuál tomar. Fue extraño, así que le pregunté si sabía leer o si sabía diferenciar los colores y con una gran sonrisa ella me dijo que no. 

Esa escena se quedó en mi cabeza, sabía como usar la computadora, ipads, entre otras cosas, pronuncia Justin, escucha música de moda y sabe los nombres de los artistas, pero no sabe leer, tampoco sabe diferenciar colores.

Si este caso es de una niña de 5 años que está a 6 meses de ir a la primaria y hay pequeños en todas partes de 3 años que son de madres de mi edad, hablando generalmente, (ya que algunas de ellas son madres solteras y viven en el cinturón de pobreza más grande del país) y si sabemos que los que estaban haciendo examen estatal ya estaban en su último año de secundaria... Puedo concluir que nada, esto siempre ha pasado, ha pasado antes de que naciera, ha pasado antes de que fuera el temblor del 85, ha pasado en muchas épocas y va continuar siendo así. Porque hubo un momento en el que pudo haber cambiado, pero estamos lejos aún de eso, los cambios tecnológicos, industriales, la ineficiente no solo del sistema escolar si no de cualquier ámbito ya sea laboral, social, etc, etc, han provocado la regresión del progreso verdadero. La revolución en un inicio quería que llegáramos a esto y ya estando aquí nos faltan otras cosas, pero es humanidad lo que debería preocuparnos en muchos sentidos, eso y no dejar que las madres abandonen a sus hijos, nutriendo de ignorancia y televisión, en su caso ahora internet.


En otras palabras, los jóvenes de hoy no les interesa estudiar, ya que son libres.
libre soy... libre soy


***

Y bueno falta una cosa, la cosa que tengo...
Se supone que hace unos meses, de hecho hace ya un par de años empecé teniendo un dolor peculiar en mi vientre. Al principio no le ponía atención, hasta que mi proceso hormonal se fue al demonio. Siempre había sido así pero no tan envolvente. Así que fui al médico, y como siempre nada. Pasó más tiempo y sí tenía algo, bueno ni yo sé que era pero ahí estaba en mí, era una bolita rara.  No le di atención pero ya estoy bien. Ahora el problema es otro.

Seeee, soy una persona enfermiza y débil. Pero me recupero fácil. 

Ahora tengo un problema en los riñones, si no lo curo tendré que preguntarles quien sería capaz de regalarme uno de los suyos :P y es que no quiero terminar como mi abuela o como mi madre que será operada de algo similar en diciembre. No señores. Así que a tomar muchísima agua...

Hace unos días me salió un cabello dorado, tan dorado que me asusté.

Odio la genética, pero amo el día de muertos..


Y lo dice alguien que quería estudiar biología.
Já!


Espero volver pronto a la escuela y volver a reconciliarme con la vida.


too much too much hypocrisy