lunes, 9 de marzo de 2015

Timebomb

Esta entrada será corta, pero será una de las más importantes que escriba aquí o en cualquier otro lado.

El sábado que pasó, ocurrió algo que me hizo reflexionar bastante de si en verdad aprecié las relaciones amorosas que he tenido, no importa el quien o cuanto duraron, solo que... ahora estoy segura que no los priorizaba como debió ser, tal vez porque pensaba que no lo merecieran suficientemente o sabía en mi inconsciente lo mal que me harían sentir después.

Pero algo estoy segura y es que jamás, JAMÁS imaginé que rompería lazos tan importantes y no me refiero específicamente a un noviazgo. Esta vez es algo que nunca paso por mi mente, ni siquiera por muy mal que fueran los tiempos lo imaginé.

Casi siempre cuando hay algo mal con una persona que considero muy cercana, pienso en los peores escenarios y entro en pánico. Esta vez como lo creía IMPOSIBLE, me he quedado con la risa en la boca, simplemente no lo puedo creer, es algo que no tenía en mi cerebro y no supe reaccionar, creo que es la primera vez que me lleno de ira de esta manera, aún sigo noqueada.

Bueno yendo al grano, aún no logro entender qué diablos fue lo que pasó y mi cabezota todavía lo está procesando, específicamente a como lo estoy tomando yo, no en suponer lo que piensan ellas.

Aunque algo en mí me dice que no les importa, y tal vez por eso estoy aquí.
Me pregunto si de veras eran lo más importante, y si yo lo era tanto como ellas lo fueron para mí.








La respuesta está tan visible que me niego a aceptarla y sé que si llego a entender algo, me va doler tanto que no sabría a quien acudir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario