martes, 31 de enero de 2017

Pero no seré yo la que hable primero

Me muero por volver a verte,
implorar por tu voz,
muero por saber de ti,
saber qué amas de ella,
saber si me has extrañado,
tenerte en mis brazos una vez más.

Pero no seré yo la que hable primero, porque tal vez lo que yo oculto por respeto, tu lo ocultas por odio.
Si voy por ti
tal vez te alejes más,
hasta que el filo de tu amargura olvide que alguna vez alguien moría por ti.

Son más dolorosos los silencios que los árboles sin hojas en Madrid.

El aire en cualquier lugar viene y va, pero siempre me trae tu voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario