sábado, 8 de abril de 2017

Una negativa o una palabra era lo que necesitaba

Otra vez, hablando sola contra la pared...

Aquí, todo sigue normal, veo la luna pasar por mi ventana....


Es curioso, cuando estoy dispuesta a salirme de mi casa de la nada me quitan mucho dinero del banco.

Y aún así estaba dispuesta a arriesgar todo por una palabra. Una negativa era más que suficiente.


***

Su silencio me recuerda a aquellas jacarandas de la vocacional, aquel día cuando todo se quedó quieto.

Este silencio me causa un gran dolor.

Yo no sé por qué demonios te acercaste a mi cuando decidí estar sola.

Mucho menos entiendo la razón por la cual huiste.


Abrí mi corazón una vez, deseaba por momentos hacerlo, pero no me dijiste nada y estoy completamente arrepentida de haberlo hecho.


Gracias por ya no sonreírme.


Gracias por nada.

***

Lo que ocurra después ya no importa realmente, en unos días este chasco me llevará a tomar más de una decisión.





No hay comentarios:

Publicar un comentario