jueves, 18 de mayo de 2017

Shadow on the Sun



La sombra sobre el sol


Me costó elegir una de las dos entradas de las que fui capaz de hacer hace 7 años. 


Fue en estas fechas en las que solía estar bastante sola, pues fue el momento tal vez más difícil de mi vida, no tenía a nadie con quien contar. Casi todo lo bueno que conocía colapsó y bueno pasaron cosas muy intensas. Pero sin duda una de las mejores (y pocas) cosas que me pasaban era escuchar por las mañanas Placebo, The Killers, Stratovarius y Audioslave, los escuchaba porque me sentía completamente identificada con la letra y la música.



A esa edad pensaba en que un día estaría en los conciertos de ellos en tiempos mejores, porque me gustaban casi tanto como La Oreja de Van Gogh, los pocos con los que ya me llevaba bien lo sabían, y me tomaban el pelo porque ¿cómo alguien que le gusta a morir LOVG puede gustarle Metallica? (por  decir).



Pues sí, sí me gustaban, de hecho detesto el pop como no tienen idea, pero empiezo a ser más paciente con esa música al grado que ya me gusta Kylie Minogue y alguna otra de Madonna, obvio LOVG siempre está en mi corazón.



Pero esa es otra historia.



Esta tarde quiero darle un luctuoso homenaje a la voz que escuchaba en el túnel de consulado durante 2 años a las 6 de la mañana sin falta.



Sí Chris Cornell ha fallecido.
















Cuando me enteré no pude evitar recordar el nombre y sacar unas lágrimas... ¿Por qué me asustaba tanto esa noticia?


Y entonces recordé todos esos días en los que iba corriendo por las mañanas, a veces con mi padre. De hecho una de las pocas conversaciones con él fue sobre la canción Shadow on the Sun.




-¿Qué tanto escuchas a diario?

-Se llama Audioslave el grupo, me gusta un montón.
-Nunca he oído de ese grupo.
-¡Escúchalos!


Acto siguiente puse la canción Shadow on the sun en mi Nokia y él la escuchó.



Aunque pareciera una simple conversación, la realidad es que tuvo mucho efecto sobre mí porque era la primera vez que hablaba con mi padre sobre mis gustos.




Así que ésta entrada va por ti Chris la voz que gritaba de la misma forma en que quería hacerlo y a todos ellos que me alegraban durante un par de horas las mañanas con su voz, y que me han inspirado en hacer historias.




La promesa


Cumplí una de mis mayores promesas, que fue escuchar en vivo a La Oreja de Van Gogh en su país (España) y próximamente lo haré de nuevo. Aunque eso casi queda frustrado porque justo hoy en Nueva York, Xabi casi pierde la vida al salvar a una de sus amigas durante un ataque en el Times Square.



También logré ver a Placebo y dos veces, ambas fueron épicas. Hace unos años me empezó a gustar un grupo llamado MONO que conocí por causalidad y que gracias al creador escucharé en vivo en menos de 2 semanas. Sin duda cada día me siento más completa en sentido de que estoy haciendo cumplir mis sueños (especialmente los musicales) tanto como se me dan las posibilidades.



Pero no veré a Chris Cornell cantar I am the highway en vivo. Tal vez ésta es una de las ideas más tristes que ahora pasan por mi cabeza y que nadie puede consolar por el momento. Algo que sobre todo me causa es el horror que me encierra pensar que fue probable evitar su pérdida.



Y aunque la Promesa que escribiste por última vez como despedida no se realizará al menos para mí, espero que tú en el más allá la prosperes. 











Aquí estaré esperando como una roca por alguien que llegue a abrir su alma al mundo como tú lo hiciste en su momento con tu música.



Nunca te olvidaremos, 
SOUL POWER!










viernes, 30 de abril de 2010


Como una roca seguiré esperando.


Como una roca

Sobre una telaraña al amanecer



En una habitación llena de vacío



Cerca de una carretera yo confieso



Estuve perdido en las páginas


de un libro lleno de muerte.



Leyendo como moriremos solos


Y si fuimos buenos podremos descansar



en cualquier lugar que queramos ir.







En tu casa voy a estar por mucho tiempo



Cuarto por cuarto, pacientemente


Y esperare por ti ahí


Como una piedra, esperare por ti ahí



Sola







En mi lecho de muerte rezaré



a los dioses y ángeles.



Como un pagano, a cualquiera.



que quiera llevarme al cielo.



A un lugar donde renovarme.


Estuve allí largo tiempo.


El cielo sangraba


Y me dejáste.







En tu casa voy a estar por mucho tiempo



Cuarto por cuarto, pacientemente



Y esperare por ti ahí



Como una piedra, esperare por ti ahí



Solo







Y leeré


Hasta el día que me vaya,



Y saciado en lamentos


por todos las cosas que hice,


por todo lo que escogí,



y por todo lo que me equivoqué.



En sueños hasta mi muerte


Esperaré...







En tu casa voy a estar por mucho tiempo



Cuarto por cuarto, pacientemente



Y esperaré por ahí



Como una piedra, esperaré por ahí


Sola.